¡Gracias, maestro! Celebrando el legado de Eric Casell

«Todos tenemos una dimensión trascendente, una vida en el espíritu, seamos conscientes de ella o no. La trascendencia se ha relacionado mas con el misticismo tanto dentro como fuera de las religiones formales. Sin embargo, a mi me parece que forma parte de la vida cotidiana. Parece evidente que la frecuencia con la que las personas perciben intensos sentimientos de conexión con grupos, ideales o cualquier cosa mas consistente que la persona, que les trasciende y de la que se sienten formar parte, son evidencias de la universalidad de la trascendencia humana. Sin embargo, la medicina parece ignorar el espíritu humano. Cuando veo pacientes atendidos en sus últimos días, siendo cuidados solo en sus necesidades corporales, me pregunto si no hay una dimensión transcendente que parece haberse olvidado».

Este es un pequeño fragmento de un libro que ha sido fundamental en el desarrollo de la espiritualidad en cuidados paliativos y, en general, de la humanización de la atención médica.

El libro The nature of suffering and the goals of medicine fue escrito hace mas de 20 años por uno de mis más apreciados maestros, Eric Casell. Seguramente conoceréis la frase por la que más se le cita y que muchos aprendimos de otro maestro, Ramon Bayés: «Lo que duelen son los cuerpos, el sufrimiento es de las personas».

Eric Casell, que había sido profesor en la Cornell University, que trabajó como médico en el New York Presbiterian Hospital y fue miembro destacado del Hastings Center, pasó a mejor vida a sus 92 años el pasado día 24 de septiembre, y ha sido uno de los líderes y pioneros de los cuidados paliativos. En 1982 publicó en el NEJM una reflexión que sigue siendo vigente y muy aplicable hoy en nuestro país, y que dice: «Los proveedores de atención médica, que no logran comprender la naturaleza del sufrimiento, pueden llevar a cabo una intervención médica que no solo no logra aliviar el sufrimiento, sino que se convierte en una fuente de sufrimiento en sí misma».

Probablemente, una de las mayores causas de sufrimiento en el proceso de morir sea una percepción limitada de nuestra naturaleza, la ignorancia y falta de reconocimiento de nuestra trascendencia, de nuestra espiritualidad y la atención basada en un modelo exclusivamente biomédico, materialista y apoyado en una ciencia sin conciencia.

Estoy agradecido por haber aprendido de este maestro, y creo que muchos profesionales de paliativos podemos sentir como dice él: «Intensos sentimientos de conexión» con la propuesta humanista y trascendente que Cassell nos ayudo a construir, y de la que somos herederos.

Creo que estamos invitados a cultivar su legado y ayudar a disminuir la ignorancia del sufrimiento y la falta de trascendencia de nuestro entorno.

¡Gracias, maestro!

 

Enric Benito
Miembro de Honor de la SECPAL

 

Tags: , , , , , ,

2 thoughts on “¡Gracias, maestro! Celebrando el legado de Eric Casell

  1. «El primer paso para aliviar el sufrimiento es conocer a los pacientes como personas»

    Otra de sus frases inspiradoras, que orienta cada día nuestra forma de cuidar.

    Gracias por el legado a Eric y a Enric por sus sabias reflexiones!

Responder a Antonio Pascual Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*